Smarteros en Budapest

La visita a la ciudad de Budapest es toda una experiencia. Así la vivió un grupo de smarteros tras la Smarttimes15 del pasado mes de Agosto: ¡Smarteros en Budapest!

Levantarse al día siguiente de finalizar una Smarttimes es algo que cuesta y produce tristeza por los momentos tan especiales vividos durante el evento. Así que, algunos de nosotros engalanados con nuestro polo blanco obsequio de Smart España (gracias Alejandro, District Manager de Smart), nos fuimos a smartear por la ciudad de Budapest.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest camiseta

Nos dirigimos con los coches de nuevo al parking de la Smarttimes15 donde nos habían confirmado que podíamos aparcarlos sin problema durante todo el día. Cuando llegamos daba un poco de pena comparar cómo se encontraba la explanada respecto a los días previos: prácticamente vacía cuando hacía muy pocas horas había estado repleta de Smarts. A los smarteros nos dan pena estas cosas…¡ay!

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest coches

Lo que había sido el centro neurálgico del evento con el escenario y las carpas, estaba en pleno proceso de desmantelamiento.

smarteros smart times 15 smarttimes15 blog budapest turismo operario

Para afrontar con fuerzas el día de turismo que se nos presentaba por delante, fuimos a desayunar al Café Kara. Como podréis observar nos adaptamos perfectamente a las costumbres gastronómicas húngaras. Buen café y deliciosa bollería. ¡Qué rico estaba todo!

A continuación, fuimos hacia la Plaza de los Héroes, de donde sabíamos que salían algunas rutas de autobuses turísticos, gracias a las indicaciones de nuestra compañera @solegallardopaz. En la plaza contactamos con una comercial y compramos un billete que nos permitía viajar todo el día en el bus turístico y además la opción de realizar una excursión por el río Danubio.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest bus turistic

Nos subimos a la planta superior y ocupamos las filas posteriores. Con nuestra audioguía en español nos dispusimos a realizar un recorrido por la ciudad sin pretender hacer paradas por falta de tiempo y también  porque se estaba tan fresquito comparado con el sofocante calor que hacía, que no te apetecía bajar.

El recorrido por la ciudad es como un viaje al pasado con impresionantes y monumentales edificios que hablan de una Budapest que vivió mejores tiempos.

budapest smarteros 6

budapest smarteros

Después de realizar parte de la ruta disfrutando de los monumentos y lugares de interés por los que pasábamos, nos apeamos al lado del río Danubio y fuimos caminando hacia las cercanía del Parlamento pues teníamos prevista una visita.

Nuestro compañero @donuses se había encargado de comprar entradas para visitarlo con un guía en español. Hicimos antes una parada técnica para comer en un restaurante típico donde pudimos probar el goulash  y los filetes rebozados habituales en la dieta húngara.

Goulash Budapest smarteros 10Budapest smarteros comida smarrtimes

Durante la visita al Parlamento nos quedamos sorprendidos con la majestuosidad del edificio y cómo eran los tiempos pasados en la política. Aunque en algunos lugares del edificio no se puede grabar ni hacer fotografías, os dejamos algunas que dejan ver la belleza del edificio.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest aniversario

Al finalizar, hicimos  una parada técnica en la tienda donde adquirimos algunos recuerdos. Entre ellos, la típica moneda dorada conmemorativa del Parlamento. Y…foto conmemorativa de los smarteros. De izquierda a derecha: Sopmac @soyelcampos,  Balmilk @Badmilks, Donuses @donuses, Bacterio @docjurieta y Bebac @evaanyon.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest parlament

Desde el Parlamento buscamos cuál era la ruta a seguir para visitar la Sinagoga de la ciudad para lo que cogimos un tranvía.

budapest smarteros 5

Al llegar a la Sinagoga no pudimos visitarla porque había un concierto y fuertes medidas de seguridad en el exterior.

Tenía pinta de merecer la pena pero, ya que no era posible la visita, y seguía haciendo bastante calor, buscamos un lugar donde poder tomar algo. El sitio más cercano, se encontraba justo enfrente de la Sinagoga y tenía buena pinta: el Coffe Budapest Central. Pero…no llegamos a tomar nada allí pues tras un cuarto de hora sin que nadie viniese a tomar nota, nos marchamos. Dimos buena cuenta en TripAdvisor del mal servicio. Y creo que hicimos bien, porque dimos con el Solingo Café a otro sitio detrás de la Sinagoga donde disfrutamos de lo lindo: de la comida, de la decoración del lugar y de la Wifi gratis. Se merecían una buena crítica en TripAdvisor, para ser justos.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest merienda

Después de merendar fuimos a ver el famoso Café Nueva York. Aunque entramos para tomar algo, había que esperar demasiado y al final decidimos seguir la visita a la ciudad, aunque pudimos disfrutarlo unos minutos. ¡Simplemente espectacular!  Lugar de visita obligada en Budapest, también recomendado por Sole.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest new york cafe

Ya de camino hacia la ruta nocturna por el Danubio utilizamos de nuevo el tranvía y probamos el metro que nos pareció que para alguien que no sea de la ciudad, resulta algo complicado de usar pues es complicado saber cuál es el sentido.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest vagon metro

La verdad es que el metro es algo pintoresco, ya no solo por lo antiguo que es todo, sino por el tamaño reducido de todo, desde los trenes a las estaciones.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest hosok tere

Apenas quedaba nada ya de la Smarttimes a esas horas. Un camión taller y  alguno de los coches que había traído Smart.

smarteros smart times 2015 smarttimes15 budapest noche

Accedimos al barco donde el personal era un poco brusco con los turistas. El barco se llenó rápidamente pero tuvimos suerte de coger un buen sitio. El recorrido por el Danubio es simplemente espectacular. Se pueden apreciar la mayor parte de los monumentos de la ciudad iluminados como podéis ver:

Una vez salimos del barco no pudimos encontrar un sitio donde cenar pues estaba todo cerrado y terminamos en un clásico de hamburguesas de 24 horas, pues no queríamos demorarnos ya que al día siguiente nos esperaba el regreso a Munich para devolver los Smart a Sixt.

La ciudad de Budapest, merece mucho la pena, tiene ese aire de ciudad monumental, con muchos grandes edificios que visitar y admirar. Pero también es, en cierta medida, decadente. Sólo hay que ver el estado de los edificios de la mayor parte de la ciudad. Fuera de lo que es el centro, nos pareció la imagen que tiene uno en la retina de una ciudad comunista, en la forma de los edificios, la estructura de las calles, los colores, las amplias avenidas, etc.

Quizás lo que más nos sorprendió es el carácter tan diferente que tiene la gente respecto al latino: son bastante serios y bruscos en el trato. Si tenéis la oportunidad, visitad Budapest. Nos habría gustado poder ver más lugares en detalle, pero el objetivo principal era  disfrutar de la Smartimes15  y ese lo cumplimos con creces.

Post de @soyelcampos

Un comentario sobre “Smarteros en Budapest”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.